El internado en la literatura

Como ya hemos comentado, la historia de Thérèse e Isabelle se desarrolla en un internado, y nos hemos fijado en que es un recurso o un motivo frecuentemente utilizado en la literatura y que está fuertemente imbricado con la novela de formación.

Lo interesante del recurso del internado es que aunque sea repetido una y otra vez, al tratarse de un microcosmos en el que se crean sus propias reglas, ello da lugar a que se planteen diferentes respuestas a conflictos similares.

Podemos decir que algunos de los grandes temas que se tratan en este tipo de novelas son el de proceso de crecimiento, el reconocimiento del entorno y el papel que juega el individuo dentro de ese entorno, el de la amistad, pero también el de la soledad y los miedos que sufrimos.

Sin ningún ánimo de ser exhaustivos, os proponemos una lista de libros que nos gustaría que nos ayudaras a completar, son libros que transcurren en su totalidad en un internado, o al menos una gran parte o hay un hecho o hechos que marcarán toda la obra:

  • “Zezé” (1909) de Ángeles Vicente (Murcia, 1878-?), donde se relata también una historia de amor entre dos mujeres, transcurriendo el primer despertar sexual en un internado, pero en este caso la historia consigue salir del internado y acompañará a los personajes principales en su edad adulta, teniendo que enfrentarse a los problemas de la sociedad.
  • “Las tribulaciones del joven Törless” (1906) de Robert Musil (Austria, 1880-1942), donde nos cuenta la vida de un grupo de adolescentes en un colegio militar.
  • “Los hermosos años del castigo” (1989) de Fleur Jaeggy (escritora suiza nacida en 1940 que escribe en italiano). Este libro está ambientado en un internado para chicas jóvenes de buena familia en Appenzell, en la Suiza alemana de los años 50.
  • “Jakob von Guten” (1909) de Robert Walser (Suiza, 1878-1956). Jakob von Guten es alumno del instituto Benjamenta, destinado a formar futuros sirvientes.
  • “Nunca me abandones” (2005) de Kazuo Ishiguro (escritor británico de origen japonés, 1954). La acción de esta novela transcurre en un internado donde son educados unos jóvenes que son “recambios” clónicos.

¿Alguna sugerencia más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *