Me llamo Lucy Barton de Elizabeth Strout

16.80

Elizabeth Strout, Premio Pulitzer, nos trae una historia que pone frente a frente a madre e hija, una historia que no podrás dejar de leer.

  • Editorial Dumo.
  • Tapa blanda.
  • 224 páginas.

TIEMPO DE ENTREGA 1-3 días laborables una vez confirmado el pago por parte del cliente.

Agotado

Categorías: , Etiquetas: ,

Descripción

Permíteme preguntarte tu nombre, dilo en voz alta o escríbelo en un papel, ¿te reconoces? ¿Estás bajo ese nombre? Alejandra Pizarnik escribió en su poema Solo un nombre: “alejandra alejandra/ debajo estoy yo/ alejandra.”

Así de sencillo y de complicado parece la cuestión de llegar a construir, entender, aceptar tu identidad, como lo que trata de contarnos Elizabeth Strout en su libro Me llamo Lucy Barton.

Ahora os pido que os imaginéis un hospital de Nueva York en los años ochenta, una habitación individual, dos mujeres frente a frente, enferma y visitante, hija y madre, escritora y mujer del campo, perdón, maltrato, pobreza.

Lucy y su madre hace muchos años que no se ven. Lucy tiene que pasar una larga temporada en el hospital y de forma inesperada su madre va a cuidarla durante cinco días enteros, en los que no se separará de su cama.

Vuelve a pensar en estas dos mujeres frente a frente, frases entrecortadas, palabras no dichas, miradas sostenidas y silencios. Esto es lo que vas a encontrar aquí, un algo, una cosa incómoda que no sabes qué es, como la protagonista. Esto hará que al principio te cueste coger el tono, ritmo y calor de la historia, porque se nota una distancia con el texto que tienes delante, al igual que hay una distancia entre madre e hija. Sin embargo, habrá momentos de acercamiento y de perdón cuando Lucy escriba: “Dejé de prestarle atención. Era el sonido de la voz de mi madre lo que más deseaba; lo que dijera no importaba.” (p. 100)

Anejos a la trama principal vamos a asistir a un boceto de Nueva York, al momento de la eclosión del sida y se nos dibujará su repercusión en la calle, en la sociedad. Encontramos reflexiones sobre la escritura, los prejuicios, el sentimiento de inferioridad, la soledad que hallas cuando no encajas.

“La soledad fue el primer sabor que había probado en mi vida, y seguía allí, oculto dentro de la cavidad de mi boca, recordándomelo.” (p. 52)

Frente a frente se halla Lucy Barton de su nombre, al que realmente interroga, no a su madre, al que le está pidiendo que se desnude y al que le pide perdón y le perdona al mismo tiempo.

“Pero ésta es mi historia. Ésta. Y me llamo Lucy Barton.” (p. 206)

Elizabeth Strout nació en Maine, pero desde hace años reside en Nueva York. Es la autora de Olive Kitteridge, novela por la que obtuvo el Premio Pulitzer y el Premi Llibreter, Los hermanos Burgess, Abide with Me y de Amy e Isabelle, que fue galardonada con el Art Seidenbaum Award de Los Angeles Times a la primera obra de ficción y el Heartland Prize del Chicago Tribune. También ha sido finalista del Premio PEN/Faulkner y el Premio Orange de Inglaterra. Sus relatos se han publicado en varias revistas, como The New Yorker y O, The Oprah Magazine.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Me llamo Lucy Barton de Elizabeth Strout”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *