Reseña El papel pintado amarillo

El papel pintado amarillo

TRAS LAS PISTAS…: Pared, cuarto, amarillo, mujer, visiones, arrastrarse, escribir.     (Si no quieres que te desvelemos más sobre el libro no leas más, si no, sigue).

SUGERENCIAS PARA LEER ESTE LIBRO…: Observa la pared de tu habitación… ¿Qué ves?

RESEÑA: Hemos querido rescatar este cuento de apenas veintiséis páginas, de la mano de la editorial Contraseña por diversas razones. Por un lado, por su buena puesta en escena, ya que su edición ha sido muy mimada, teniendo como plus el ser una edición bilingüe, además de traer un estudio previo de María Ángeles Naval acerca de la autora y del cuento. Esto hace que disfrutemos del libro por sí solo.
Por otro lado, por su historia, por lo que se nos cuenta. Nos encontramos con una mujer aquejada de nervios y en la que intuimos que es tras tener a su bebé, y como terapia le han dicho que tiene que descansar mucho, renovar aires y le han prohibido realizar ninguna actividad intelectual. Así que este cuento arranca en el momento en que van a entrar en la casa de verano que han alquilado por tres meses y en la que ella nos dice que nota algo raro ya desde el primer día. En el cuento se destaca ya desde el comienzo que la habitación en la que tiene que dormir tiene papel pintado de amarillo en sus paredes. Veremos, cómo lejos de mejorar, aunque ella se lo oculta a su marido, va empeorando y llega a tener una relación muy singular con el papel de la pared…
Este cuento tiene una fuerte carga simbólica y alegórica, una manera de tratar la locura, esto nos lo hace patente en la utilización del color amarillo, que es el color de la angustia además de enmarcarnos la neurosis de la protagonista en el cuarto cerrado, donde se va a desarrollar toda la historia y en la que solo vislumbraremos pequeños episodios de “lucidez” y que son gracias a la escritura en secreto de este cuento que realiza la narradora, solo en la actividad intelectual y en el hecho de que la persona sea dueña y decida sobre sus actos se verá que ella mejora, y ese es el mensaje de esta autora, Charlotte Perkins Gilman, una feminista incansable, que denunció con este cuento su propia experiencia personal con el médico que le indicó la terapia a seguir “la cura de reposo” como nos cuenta la propia autora en el posfacio, y que logró que cambiara.
Es realmente impresionante cómo consigue meternos en su neurosis en tan breve espacio de tiempo, y el final destaca por lo original que es y por saber decir tanto con tan poco, con ese simbolismo que salpica todo el cuento pero que aquí se hace más patente, donde vemos cómo se siente la protagonista.

CARACTERÍSTICAS DEL LIBRO:

  • Editorial Contraseña
  • 83 p.
  • 21x13cm.
  • Tapa blanda
  • Año primera publicación, 1890

PINCELADAS DEL AUTOR: Charlotte Perkins Gilman (1860, Connecticut-1935) Charlotte es una incansable luchadora por los derechos civiles y sobre todo de la mujer, y además de escribir relatos, realizará numerosos ensayos. Podemos observar en la narrativa de Charlotte las características de la literatura decadentista que imperaba en esos momentos, por su evocación de la realidad a través del simbolismo.

Volver a Libros del mes

Por mucho que se escriba sobre un libro nunca se podrá transmitir totalmente la magia, porque la magia está en el libro. (Bambú y Naranja)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *