El libro de la semana: “Thérèse e Isabelle” de Violette Leduc

Empezamos nuevo año, 2016, y con él comenzamos nuestras recomendaciones de libros. Este año pretendemos informaros de muchas más novedades editoriales, pero no por ello vamos a dejar de hablaros de esos libros que se han editado con anterioridad y que creemos imprescindible su lectura, son los libros rescatados.

Comenzamos la lista de Libros rescatados con “Thérese e Isabelle” de Violette Leduc, del que puedes leer la reseña a continuación y sobre el cual iremos dejando algunos artículos.

Thérèse e IsabelleEl internado es el escenario casi exclusivo de esta historia de amor llena de erotismo, voluptuosidad, exuberancia y poesía, que nos recuerda a Darío, a Rubens o a los poemas prohibidos de Baudelaire. Una historia de amor que viven de manera inesperada y sin respiro dos jóvenes, Thérèse e Isabelle.

Leer su historia es leer una búsqueda incesante de la aprobación, de hallar un lugar en el que te den cobijo, y esa inocencia y fuerza con la que se vive todo lo primero, nuevo y desconocido.

Encontrarás una historia en la que se habla de sexo y lesbianismo sin tapujos, lo que hizo que la obra “Ravages” (1955) en la que se insertaba este pasaje, saliera mutilada por la censura, saliendo once años más tarde (1966) en forma de novela, bajo el título “Thérèse e Isabelle”.

Violette Leduc necesita pocos elementos para contarnos esta intensa historia, un internado, un espacio cerrado del que solo salen en una ocasión, y un espacio de tiempo corto, todo ello escrito en clave de prosa poética que no nos deja respirar de principio a fin, ya que Thérèse, que es quien nos habla siempre, en su monólogo salpicado de pequeños diálogos, tampoco respira.

Violette Leduc (1907-1972), es una escritora francesa, amiga de Simone de Beauvoir y de Maurice Sachs, cuya primera novela, “L’Asphyxie” fue publicada por Jean Genet en la editorial Gallimard gracias a Albert Camus. Es una mujer adelantada a su época que fue acallada, lo que le ha llevado al olvido hasta la actualidad incluso en Francia, y a ser muy poco traducida a otros idiomas, tanto, que por ejemplo en España, esta es la única obra que se puede leer, ya que hace mucho se editaron dos obras que están descatalogadas.

Violette Leduc se definió ante Simone de Beauvoir “como un desierto que monologa” y así es, porque ella es su obra y su obra es ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *